viernes, 21 de febrero de 2014

Colgante con Kato y transferencias


Hola de nuevo!!!

Como os prometí en el post anterior, en esta nueva entrada os voy a explicar un poco en qué consistió el curso que tuve la suerte de hacer en el salón de las manualidades de Bilbao a principios del mes de Febrero.

El curso lo organizaba una conocida tienda de manualidades de Bilbao y con previa inscripción y pago, por supuesto, pude aprender lo que hoy os voy a explicar.
El curso me costó 20€, con material incluido, y el nombre del curso era 'Colgante con Kato y transferencias' que consistía en dos horas y media de duración.

Esto fue lo que hice en el curso, no me gustó mucho el resultado de los pendientes y colgante (primera imagen), pero bueno, era la primera vez que lo hacía, no teníamos mucho tiempo, tuvimos que elegir pintura sin saber muy bien cómo queríamos que quedase, etc....pero con mas tiempo y práctica seguro que consigo mejores resultados.

En cambio el broche con la muñeca Gorjus (segunda imagen) me encantó, eso sí, los dos primeros que hice los tuve que tirar, luego os cuento....



Como veis se trata de dos manualidades diferentes pero que parten de la misma base, el uso de la pasta polimérica Kato.

Esta pasta es parecida al Fimo, una pasta modelable y en diferentes colores que nos permite hacer diferentes manualidades, darles forma y después, tras el horneado, incluso se pueden barnizar.

Aquí os muestro la pasta polimérica kato blanco y kato negro:



En este curso nos enseñaron dos técnicas, la primera era pintar las piezas con pintura líquida kato y la segunda (y la que más me gustó) la transferencia de imágenes.

Los materiales de los que disponíamos los tenéis en la foto inferior:

  • Kato negro y kato blanco
  • pinceles para colorear 
  • pintura líquida kato
  • barniz 
  • cilindro/rodillo para amasar
  • cuchilla
  • spray bote con agua
  • máquina de cocina utilizada para hacer pasta casera
  • Cortadores redondos y ovalados
  • molde de silicona en relieve
  • Hornear unos 10 min a 150º

1º TÉCNICA: Pendientes y colgante con pintura líquida kato:

Lo primero es moldear y estirar la masa blanca y negra. En este caso la masa blanca se deja mas gruesa que la negra, para ello se intenta estirar bien con el rodillo y si tenemos la posibilidad de usar una máquina para hacer pasta, mucho mejor, así el resultado será mas fino y uniforme.


Sobre el kato blanco, se pone la plantilla con el dibujo que queremos darle a nuestros pendientes y colgante y tras rociarlo con un poco de agua para que no pegue en la masa, se presiona para que quede el dibujo bien impregnado.


 

No se si se aprecia demasiado en la foto, pero en la imagen superior vemos la plantilla con espirales que se pondrá sobre la masa blanca y tras hacer presión, el resultado será el que vemos en la foto inferior.

 
Ahora le llega el turno al kato de color negro. Se pasa por la máquina de hacer pasta y se deja mas fina que la capa de kato blanco. Esta pieza la pondremos en la parte trasera de la figura, para darle mas consistencia y para darle un efecto de textura.


Aunque en la foto no se ve, en la parte inferior de la pieza pusimos un trozo de tela de algodón (tipo camiseta blanca) y la pasamos por la máquina de hacer pasta (la tela con la masa a la vez), para que, a la vez que se afinaba la pieza, también se impregnase el dibujo del tejido al kato negro, que será la parte trasera.

La masa negra se pondrá debajo de la masa blanca de forma que se peguen la una con la otra y así nuestra pieza no será tan fina y no se nos abombará por el calor en el horno y tendremos un broche con algo más de consistencia.

Ahora con ayuda de un corta pastas redondo, cuadrado, ovalado o de la forma que tengamos, nos disponemos a cortar los pendientes y el colgante. Y una vez cortados, se pondrán unos ganchos que serán los que hagan de pendientes o colgante.



A continuación necesitaremos pintura líquida para kato y daremos el color deseado a las piezas. Este tipo de pintura es excesivamente líquida, de forma que los colores, aunque no queramos se van a mezclar dando diferentes resultados.

A mi no me gustaron mucho los colores elegidos, pero como tampoco teníamos mucho tiempo para experimentar, pues lo dejé como veis en la foto a continuación. La cuestión era aprender la técnica.


 Se hornean las figuras a unos 150º mas o menos 10 minutos, pero lógicamente dependerá del tipo de horno que tengamos en casa.

Y tras el proceso de horneado y darle una capa de barniz brillante, este es el resultado final del conjunto (en la foto el barniz aún estaba sin secar):


Aquí os pongo otro ejemplo con otro modelo y colores, algo mas grande y con la pieza del colgante ovalada en lugar de redonda.


2º TÉCNICA: Broche con transferencias en kato:

Pues aquí viene la explicación a la técnica que de verdad me gustó y no conocía hasta ahora. La verdad es que me pareció una manualidad sencilla, que puede dar mucho juego y es rápido de hacer.

  • Kato de color negro
  • Kato de color blanco
  • Una imagen en papel (impresora láser o fotocopia)
  • Agua
  • Barniz
  • Hornear unos 10 min a 150º
Es muy importante que la foto que tengamos sea impresa en un papel normal, un folio que no esté satinado (sin brillo) y a ser posible que no sea reciclado tampoco.
La imagen puede ser a color o en blanco y negro (en negro se pega mejor al kato) pero es muy importante que sea impreso en una impresora láser (las de tinta convencionales no sirven) o que sea papel fotocopiado.

El primer paso es amasar el kato blanco y pasarlo por la máquina de hacer pasta, de forma que quede una lámina fina. Hacemos la misma operación con el kato negro y se pone la lámina de color negro debajo y el blanco por encima.


Recortaremos el dibujo a la medida deseada y lo pondremos sobre las masas de kato.
La imagen hay que ponerla con el dibujo hacia abajo, es decir, que la parte impresa toque la parte blanca de la masa.


Recortaremos la masa a la medida del dibujo, para que no nos sobre en exceso y rociaremos un poco de agua con un spray sobre la parte trasera de nuestra figura (si nos pasamos de agua, la figura puede estropearse, así que, hay que tener cuidado). Otra opción sería no echar el agua y mojarlo poco a poco con la yema de nuestro dedo con toques suaves.

Ahora el proceso es delicado, pero muy sencillo. Tenemos que ir raspando el papel como si fuera una calcomanía, para que se deshaga y ocurra la transferencia, es decir, para que nos quedemos con la imagen incrustada en la arcilla.

Como veis en la foto, el papel se va deshaciendo a medida que lo vamos acariciando suavemente con la yema de nuestro dedo mojado. Hay que intentar no hacer mucha fuerza, quitar bien el papel de las esquinas y repetir el proceso hasta que no quede ni un trozo de papel, ya que, en caso contrario, al hornear se nos estropearía la figura. (tal y como me pasó a mi, en dos ocasiones!!! :-S)


Una vez que la figura ya no tiene papel, se corta con un corta pastas en la forma que queremos, en mi caso, con un molde ovalado. Se mete unos 10 minutos a 150º al horno y estará lista para darle una mano de barniz brillante.


Los bordes de la figura se pueden pintar con pintura para kato líquida de color negra, o simplemente con un rotulador negro permanente, de los que se usan para escribir en los CD's.

Aquí os pongo algunos de los ejemplos que hicimos en el curso ya horneadas y barnizadas, pero a falta de secar:





 

Si las imágenes que se utilizan tienen letras, habrá que tener en cuenta el 'efecto espejo' y habrá que imprimirlas dadas la vuelta, ya que, al ponerlas sobre la masa, quedan hacia abajo. Esto pasaría, si por ejemplo, queremos poner el escudo de un equipo de fútbol:

           La imagen original                                                La imagen para Kato

                         



Aquí os dejo un vídeo que he encontrado el Youtube, donde se explica muy bien esta técnica.



PD: En el próximo post espero poder enseñaros el funcionamiento de mi nuevo 'artilugio' comprado en la feria de las manualidades..........

Espero que os haya gustado!!!!











No hay comentarios:

Publicar un comentario