miércoles, 23 de octubre de 2013

Botella decorada con mariposas y craquelado


Algo tan sencillo como un botella puede ser un objeto decorativo muy facil y barato, solo tenemos que elegir una botella de alguna forma especial (cuadrada, con relieve, alargada, etc...) y lo siguiente será elegir la técnica de decorado.

Esta era mi primera botella decorada y me decidí por pintarla con la técnica de craquelado (aunque no conseguí muy bien el craquelado) y usar unas mariposas pegadas con la técnica del decoupauge.

Materiales:
  • La botella (lo más importante) 
  • Alcohol (para limpiar la botella de cualquier resto antes de pintarla)
  • Una esponja (yo no tenía esponja natural, pero es mucho mejor, porque tiene mas agujeros)
  • Pinceles
  • Pinturas al agua (yo usé un color marfil y un ocre)
  • Barniz (para darle al final y proteger la botella además de darle un ligero satinado)
  • Papel decorativo (yo usé unas mariposas)
  • Cola Decoupauge
  • Cuerda y corcho para darle un toque final.






















Lo primero es limpiar la botella con agua y jabón para eliminar cualquier resto de la etiqueta y luego con un algodón y alcohol frotar bien la parte externa.



Una vez que la botella está limpia la empecé a pintar usando una esponja para darle un efecto poroso. La primera capa de pintura fué de color marfil como se puede ver en la foto quedó casi blanca, pero sin ser de color uniforme.





 Cuando la primera capa de pintura blanca se secó, le di una mano de craquelado (este paso no lo debí dar muy bien porque el craquelado que me quedó no era la idea que yo tenía, pero bueno, no quedó mal). El craquelado yo se lo dí con la esponja pero me han comentado que hay que darlo con pincel, en la misma dirección y a pinceladas largas (quizá por eso, el resultado no era el que yo esperaba, para la próxima ya sé......)

Después del craquelado, y otra vez con esponja, le di la segunda capa de pintura, esta vez, el color ocre y quedó tal y como se ve en la imagen.






En esta imagen se ve cómo quedó la segunda mano de pintura por encima del color marfil con la mano de craquelado. Supongo que podeis ver que no es el típico craquelado, pero bueno, me gustó el efecto así que, la dejé así y me puse con el siguiente paso que era recortar las mariposas y pegarlas con el decoupauge. 

 

 

 

 





El papel que elegí no era poroso, por lo tanto, la mano de decoupauge se la dí por la parte trasera de la mariposa y no le dí capa por encima, ya que, al final iba a barnizar toda la botella.

 

 

 

 

 

Como resultado final y una vez que ya esta todo seco, encontré un trozo de cuerda y reciclé el corcho que traía la propia botella.

 

 

 

 

 

 

 

Y este es el resultado final: 



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario